GuiaBitcoin
Estados Unidos busca clasificar el Ether como criptomoneda o valor para regularlo

Estados Unidos busca clasificar el Ether como criptomoneda o valor para regularlo

El ether (ETH) es en la actualidad la segunda criptomoneda más grande en cuanto a capitalización bursátil del mercado y como consecuencia de sus características tan particulares, en la actualidad se enfrenta a un debate importante dirigido por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos y la Comisión de Comercio de Mercancías y Futuros, respecto al modo de clasificar la criptomoneda para su regulación.

La búsqueda de la regulación del Ether

Hay que tener en cuenta que la polémica en torno al Ether surgió como parte de las declaraciones planteadas por altos funcionarios de las dependencias citadas en el primer párrafo. Así mismo, se mencionó una posible reunión de las dos entidades gubernamentales, para así deliberar en torno a la ICO que la Fundación Ethereum hizo en 2014.

En relación con las ideas del debate, giran en torno a que se considere al Ether como una criptomoneda nativa de la blockchain de Ethereu, a si es un valor o no, además de las consecuencias posibles que se la clasifica de este modo. Eso significaría que sería una medida con la que el ETH se convertiría en lo mismo que un valor bursátil o una acción, por supuesto con todos los requisitos de registro, divulgación, acreditación y más.

¿Por qué los reguladores se han enfocado en el Ether?

Si se quiere determinar que una inversión es un valor, la Comisión de Valores de los Estados Unidos emplea la prueba de Howey, que es un parámetro que adquirió su nombre por un caso judicial debatido en 1946. Esa es la regla que se aplica ahora para la clasificación de los tokens.

Ahora bien, la prueba de Howey pretende identificar cuatro características que son fundamentales para la definición de un valor: que se ofrezca a cambio de dinero, que existan expectativas de ganancias, que la inversión esté centrada en una empresa común y finalmente que las ganancias van a depender de los esfuerzos de un tercero o promotor.

Si se piensa en esas características, la mayoría de los analistas resaltar que con esta prueba una ICO respondería al concepto de valor. Por lo anterior, es entonces una prueba que pasa a ser una herramienta con la que se determina que la Fundación Ethereum vendió a los inversionistas de la ICO en 2014, valores no registrados.

En relación con el Bitcoin, la prueba de Howey no aplica, porque en comparación con el Ether se lo ha clasificado como un producto por parte de los reguladores. Esta decisión se plantea con base en que no hubo una ICO de prelanzamiento, al igual que el esfuerzo para su creación y propagación fueron de los mineros, mercado y la comunidad.

Tampoco hay que olvidar que el presidente de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos, Jay Clayton, indicó de forma clara que Bitcoin no es un valor y que es un medio de intercambio puro, más allá que no opinó sobre otros criptoactivos.

Posibles consecuencias de clasificar a Ether como un valor

El primer asunto por resolver serían las consecuencias legales, ya que implicaría sanciones, multas y juicios por daños para las personas que comercializan este criptoactivo. Se plantea que las sanciones irían desde los 80.000 a 775.000 dólares para las empresas y de 7.500 a 160.000 dólares para las personas.

A su vez, es viable que la Fundación Ethereum se dirija a los tribunales por este asunto, para así empezar con un litigio que tardaría meses o años. En paralelo, habría consecuencias financieras y comerciales para las criptomonedas, pues el precio se vería afectado considerando que las casas de cambio estadounidenses harían transacciones por un valor que no cumple con las pautas legales.

Finalmente, se establecería un precedente relevante que conllevaría a ejercer mayor presión jurídica para las Ofertas Iniciales de Moneda o ICOs, particularmente por marcar un hito desde la normatividad de los Estados Unidos, que por supuesto es influyente.

¡Pregunta lo que quieras!