GuiaBitcoin

CEOs insisten en regulación de criptomonedas al considerarlas una amenaza

A propósito de la conferencia MIT Sloan, tanto el consejero delegado de Nasdaq Inc., Adena Friedman, como el consejero delegado de Bank of America Corp., Brian Moynihan, aprovecharon la ocasión para hacer referencia al mercado de las criptomonedas y dejar constancia de sus preocupaciones respecto a la necesidad de tomarse un momento para regular ciertas transacciones, pues de acuerdo a sus argumentos, estos movimientos disponen de todas las condiciones para estimular el comportamiento delictivo.

Si bien este tipo de opiniones no son algo nuevo en el ecosistema criptográfico, vale la pena dar un vistazo a los puntos que estos hombres marcan como relevantes pues ayudan a hacerse una idea sobre los posibles obstáculos que deben manejar las populares criptodivisas.

¿El anonimato nunca es bueno?

Esto es básicamente lo que se formula en estas declaraciones y por ello se anota que las ofertas iniciales de monedas deberían estar sujetas a las leyes de valores para proteger adecuadamente a los minoristas que toman la decisión de invertir en estos productos, pues podrían ser vulnerables a la ejecución de actividades ilícitas.

Según lo expresado por Moynihan, “La idea de monedas anónimas nunca resultó ser algo bueno“, algo que de alguna manera es respaldado por lo que muchas veces pasa con las ofertas iniciales de monedas, pues debido a que las empresas venden sus propios tokens para financiar o facilitar sus negocios, los reguladores de los EE. UU. Han debido ocuparse de advertir respecto a que muchos de estos tokens pueden representar valores no registrados haciendo vulnerables a los compradores de posibles sanciones y problemas.

Así las cosas, mientras vemos como Wall Street se debate entre adoptar las criptomonedas como innovaciones o frenarlas como amenazas, las noticias sobre fraudes surgen al mismo tiempo que las ventajas que todo este sector representa para la economía mundial, ¡un verdadero dilema!

 

¡Pregunta lo que quieras!